Grecia continental

Reúne tantos lugares de interés, tanto histórico como natural, que es necesario dividirlos en dos grupos fundamentales. Por un lado, aquellos que se encuentran en la Grecia Peninsular, y por otro, los que se reparten a lo largo de las Islas Griegas.

Son muchos los lugares que incluye lo que denominamos la Grecia continental. Por un lado encontraremos aquellos rincones que contienen un enorme interés arqueológico y aquellos que destacan por la belleza de su paisaje y entorno natural, en muchos casos incluso superior a lo que esperamos encontrar en las más bellas islas del Egeo.

Atenas, cuna de la civilización occidental y capital de Grecia desde 1834. Hay que tener en cuenta que, siendo la población total de Grecia de aproximadamente once millones de habitantes, unos cuatro millones viven en Atenas y sus alrededores, por lo que la convierten en una ciudad muy activa. Esta actividad, movimiento y bullicio puede llegar a asfixiar al turista que va pensando en encontrar paz y tranquilidad en Grecia. Pero en el corazón de esta ciudad se esconden una serie de lugares que son obligados para su visita.

La Acrópolis es una de las siete maravillas del mundo antiguo. En ella destacan el Partenón (445 – 438 a.C.) y el Templo de Zeus, el mayor templo de la antigua Grecia, dedicado al padre de los dioses.

Si lo que nos apetece es pasar un día de relax en la playa, podemos recorrer la Avenida Poseidón para llegar a la Playa de Astir, que se encuentra en la hermosa “laguna” de Vouliagmeni.

El Monasterio de Ossios Lucas es un conjunto monástico de importante relevancia que se debe conocer, ejemplo del renacimiento del arte bizantino y de la vitalidad artística del imperio macedónico. El Monasterio se erigió en memoria de un eremita local famoso por su vida austera, sus profecías y sus curas milagrosas.

Cercano a Arahova, un entrañable pueblo de montaña en la falda del monte Parnasso, está el pueblo de Delfos. Es como una impresionante terraza de increíble panorámica, rodeada por una alfombra de olivos que llegan hasta el mar. Fue un lugar de enorme importancia en la historia de Grecia, al haber sido residencia de la Diosa Hera y su serpiente Pitón, quien, según la mitología, fue desterrada posteriormente de este lugar por Apolo. Considerado el ombligo del mundo al coincidir las dos águilas que soltó Zeus desde los dos extremos del mundo, fue conocido por su famoso Oráculo y las profecías de las Pitonisas además de por sus juegos Panhelénicos.

En el recinto arqueológico visitaremos los Tesoros ( templos o pabellones) de las Polis o ciudades de la antigüedad, donde se mostraban las mejores obras y artes de cada una de ellas. Destacan el de los Atenienses, los Corintios, el de Sifnos, Tebas, Siracusa, etc.. Conoceremos el Boulepterion, la Columna y la esfinge de Naxos, su teatro, su estadio y el famosísimo Templo de Apolo. Más abajo se puede visitar el recinto de Atenea Pronea y su famoso Tolos. De camino al museo veremos la Fuente de Castalia o de la Sabiduría. En el Museo de Delfos contemplaremos la esfinge de Naxos, los frontones del templo, los numerosos hallazgos, frisos y metopas encontrados, dos de las más bellas esculturas, como son las de Antinoo y la del Auriga de Delfos, y un largo etcétera de maravillas.

Otra de las opciones es atravesar el Canal de Corinto, construido en 1881 para unir el Mar Jónico y el Egeo, aunque la idea parte ya de época romana. Se puede recorrer en una embarcación tradicional, el kaiki. Las medidas del canal son 6’5 km de largo y 22 m de ancho, cuyas inclinadas orillas llegan hasta los 53 m.

Olimpia es, además de un bonito centro balneario en el Peloponeso, cuna de los Juegos Olímpicos en el año 776 a.C. De hecho, aún hoy se enciende aquí la antorcha de los juegos modernos. Podemos visitar las excavaciones arqueológicas, enclavadas en un verde y frondoso paraje bañado por las aguas del río Alfeios. Son visitables el Templo de Zeus y su inmensa estatua (una de las siete maravillas del mundo antiguo), y el Estadio con capacidad para 45000 espectadores, que aún hoy conserva algunos bloques de mármol en su sitio. El resto del día se puede pasear y hacer compras por el pueblo de Olimpia.

Para aumentar la información sobre Grecia le proponemos el siguiente enlace