Holanda

Pertenece al Reino de los Países Bajos, llamados así porque parte de sus tierras se hallan a nivel más bajo que el mar. Los primeros pobladores de Holanda fueron los bátavos que habitaron la parte del país comprendida entre el Rin, el Wahal y el Mosa, conocida con el nombre de isla de los Bátavos. En cuanto al clima, la primavera puede recomendarse a los amantes de los tulipanes, pero jardines y mercados están llenos todo el año de flores. Las playas del mar del Norte exigen ir en pleno verano. El otoño suele ser muy bello, sobre todo en septiembre.

Amsterdam, la bonita capital de Holanda, conserva el ambiente de una ciudad del XVII unido al carácter contemporáneo de una metrópolis moderna. Es un tesoro de soberbia arquitectura y posee una merecida fama por sus canales y museos. Los lugares más importantes de la ciudad son: el Palacion Real en la Plaza Dam, la Torre Mint, el Mercado de las Flores, el Rijksmuseum, el Museo Van Gogh y el Edificio de Conciertos. Navegando por sus canales destaca el Gouden Bocht, el famoso puente De Magere Brug, la Westerkerk y la Casa de Ana Frank.

Zaanse Schans es el pueblo de los molinos de viento. El nombre Schans deriva de la muralla de defensa erguida a finales del siglo XVI durante la guerra con los españoles. Aunque la muralla desapareció, el nombre fue recuperado en 1950 cuando muchas casas y empresas pequeñas del pueblo de los siglos XVII y XVIII fueron emplazadas en este lugar. La mayoría de las casas del pueblo están contruidas en madera y pintadas de verde, típico de los pueblos a orillas del río Zaan.

Para aumentar la información sobre Holanda le proponemos el siguiente enlace